Title Image

NUESTRA HISTÓRIA

El sabor de una tradición

Nuestra historia comienza en el año 1987, cuando se abrieron al público las puertas de una empresa dedica a la elaboración artesanal del queso auténtico manchego, en el municipio de Villarejo de Fuentes. El pueblo, ubicado en pleno centro de la Mancha Alta Conquense, siempre ha gozado de aires limpios y temperaturas idóneas para la práctica de este gremio. Añadido a unos pastores de excelentes calidades, de sus ganados se obtiene la materia prima necesaria para dicha elaboración. De hecho, una de las economías que proliferaron en el municipio, ya desde la Edad de Bronce, hacía el año 1800 a. C., fue el pastoreo, pues en un cerro próximo al municipio fueron localizadas queseras y útiles relacionados con la elaboración del queso que estaba íntimamente ligada a esa tradición. En la actualidad, el propio Patrón del municipio conserva nombre que da fe de esto: “El santísimo Cristo de los pastores”.

La empresa, de arraigado origen familiar, pues padres y abuelos ya lo practicaban, sigue creciendo año tras año, y además de ampliar su espacio de trabajo y distribución de sus productos, actualmente cuenta con una plantilla de personal que ofrece trabajo a varias familias del municipio y alrededores. Como procede, la fábrica se ha ido adaptando a las normas sanitarias y legales según la normativa vigente actual.

Se trata pues de 1.500 metros cuadrados que ofrecen al visitante un apasionado recorrido por el mundo de la tradicional elaboración del queso y derivados: departamento de elaboración, cámaras de maduración, secado, oficina, tienda, etc.

Todo ello, una vez finalizada la recogida diaria de leche en la comarca, leche fresca, de ganaderías previamente seleccionadas y manteniendo en todo momento unas condiciones y temperaturas óptimas para su traslado. El grado de limpieza en nuestras instalaciones y en el producto es, en todo momento, una de las condiciones necesarias e imprescindibles para alcanzar su calidad final.

Prueba de todo ello, es el enorme desarrollo logrado hasta hoy día, exportando el producto a prácticamente todo el mundo. Allá donde vayas, Londres, París, Hong Kong, Bruselas, Alemania, Suecia, podrás degustar el sabor de un queso con aires manchegos, trasladándote en unos segundos al verde campo donde comenzó su fabricación.

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar